Refinanciamiento de la Deuda Pública del Gobierno del Estado de México
 
 

Características de la operación

El Gobierno del Estado de México anuncia que ha refinanciado 25,175 mdp de su deuda pública, que representan el 87% del total de la misma, reduciendo las tasas de interés y ampliando los plazos. Esta operación se sustenta en la autorización que de manera unánime otorgó la LVI Legislatura del Estado en octubre de 2007.

El plazo promedio ponderado de los nuevos créditos es de 25 años, que se obtuvo mediante una combinación de créditos de 20, 25 y 30 años, y que contrasta con el plazo de 14 años de los créditos que fueron sustituidos. El plazo promedio de 25 años cumple puntualmente con lo establecido en el decreto de autorización de la Legislatura estatal.

En congruencia con la política de responsabilidad financiera de la administración de Enrique Peña Nieto, los nuevos créditos no cuentan con periodo de gracia y el perfil de amortización es de pagos nivelados, lo que significa que el Gobierno del Estado de México pagará la misma cantidad cada mes.

En el refinamiento de la deuda participan ocho instituciones financieras, con los siguientes montos:


Tabla 1

Los nuevos créditos fueron contratados en promedio a una tasa de TIIE de 28 días más 0.47% (47 puntos base), que se compara favorablemente con la tasa de los créditos sustituidos, que era de TIIE de 28 días más 1.70% (170 puntos base).

A través de operaciones en el mercado de derivados, se cumplió con la obligación que estableció la Legislatura de fijar la tasa de los nuevos créditos por lo menos durante 10 años- Mediante la contratación de swaps de 10, 20 y 30 años se obtuvo una tasa fija por un plazo promedio de 16 años, protegiendo a la hacienda pública estatal de eventuales alzas en las tasas de interés, durante los próximos tres lustros.  Esta es la primera vez que un gobierno estatal accede de esta forma al mercado de derivados. Tras las operaciones de swaps, la tasa fija promedio de los nuevos créditos resultó en 9.02%.

Es importante destacar que en el refinamiento no se afectaron nuevos flujos futuros o activos del Estado. Los nuevos créditos cuentan con la misma fuente de pago y garantía que los créditos que sustituyen, y que consisten en las participaciones federales y el 25% del FAFEF, a través de un Fideicomiso Maestro constituido desde 2004.

Banobras participa en la operación de una forma innovadora, dejando atrás su papel como principal acreedor del gobierno mexiquense, para convertirse en garante parcial de la operación. La garantía parcial de Banobras, primera en su tipo, cubre de manera irrevocable e incondicional hasta el 27% del saldo insoluto de la deuda refinanciada. Cabe mencionar que Banobras también actuó como asesor financiero del gobierno en esta operación, y como contraparte en las operaciones de swaps.

Los nuevos créditos han obtenido una calificación de AA+ por parte de Fitch Ratings y de Aal.mx por parte de Moody’s lo que significa que ambas empresas calificadoras internacionales otorgaron a la deuda del Gobierno del Estado de México el segundo nivel más alto en el país, sólo un grado por debajo de la deuda del Gobierno Federal.

Beneficios obtenidos

Ahorro. La operación de refinamiento permitirá un ahorro de 607 mdp en los siete meses que restan de 2008, y conforme a lo dispuesto por la Legislatura del Estado, en el Presupuesto de Egresos serán destinados a inversión pública en los rubros de salud, educación, comunicaciones y combate a la pobreza. El ahorro que la operación generará al gobierno estatal, en lo que resta de la actual administración será de 2,369 mdp, que habrán de aplicarse en inversión pública.

Certidumbre. Mediante la contratación de tasas fijas en el mercado de derivados, las finanzas públicas estatales han quedado protegidas ante los posibles vaivenes de las tasas de interés de corto plazo. Asimismo, la ampliación de plazo, los pagos nivelados y la ausencia de un periodo de gracia evitan la concentración abrupta de vencimientos, evitando riesgos de liquidez.

Flexibilidad. Todos los nuevos créditos son prepagables, lo cual permitirá a futuras administraciones tener un manejo flexible de la deuda pública estatal.

¿Qué permitió el refinamiento?

A) La mayor fortaleza de las finanzas públicas del Estado de México

A dos años y 5 meses del inicio de la administración, el fortalecimiento de las finanzas estatales ha sido reconocido por las tres principales empresas calificadoras internacionales, que por primera vez en 2007 otorgaron al Estado de México el Grado de Inversión, y que nuevamente en 2008 incrementaron la calificación estatal. Cabe subrayar que de 2005 a la fecha, el Estado de México es la entidad federativa con mayores incrementos de calificación.

La mayor fortaleza de las finanzas públicas, que se refleja en mejores calificaciones crediticias, es el elemento clave que permitió al Gobierno del Estado obtener mejores condiciones de financiamiento y a un menor costo.
SIGUIENTE >>
 
 
 
 
 
 
 
 
 

PORTAL DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE MÉXICO
www.edomex.gob.mx